Site Overlay

FMATEO

Hola, mi nombre es Francisco Mateo, y soy desarrollador de páginas webs.

La primera vez que empecé a interesarme por el mundo de la informática fue cuando era pequeño. Mi madre me había apuntado a un cursillo de ordenadores, recuerdo que por aquella época un ordenador era un artículo de lujo y que un niño como yo tocara alguno era un peligro total. Solo me dejaban usar el Paint y si quería avanzar en algo, el profe me ponía trabas. Aquí fue donde encontré la primera piedra en el camino que forjaría mi actual vocación. Y es que ese profesor me dijo en su momento que debido al tamaño de mis manos nunca podría a escribir con el teclado. Ahora que lo pienso, creo que ese señor no sabía muy bien lo que se estaba creando en ese momento… XD

Pasaron los años hasta que tuviéramos un ordenador en casa y me encantaba trastear con él. Aprendí mucho sobre los componentes y para qué servían. También a tocar muchas de las cosas que traía Windows 95 entonces. Vale que no tuviera internet, pero por aquel momento ¡la Enciclopedia Encarta era lo más!.

En aquella época lo petaba!!!

Fue en secundaria cuando di un pasito más serio al mundo de la programación. En la asignatura de Tecnología nos dieron un temario de informática y nuestro profesor quiso ir más allá, nos propuso hacer un proyecto en QBasic. Aquí aprendí las bases de la programación, cómo funcionaban los bucles, las variables, las condiciones, etc. Todavía recuerdo lo contento que me sentí por hacer ese semáforo con sus colorines en QBasic.

Una vez finalizada la educación obligatoria intenté acceder a un ciclo formativo de informática. Pero el destino quiso que no fuera el momento aún, y es que al ser uno de los ciclos más demandados, no había plazas. Si no quería perder el año, tenía que hacer la última opción que había, electricidad.

Mi empeño en acercarme a los ordenadores no decayó, al terminar el ciclo me puse hacer primero de administración y me apunté a un curso del Servicio Canario de Empleo de diseño de páginas web. ¡Bendito curso!. Aunque la certificación que dieran no fuera para tanto, supuso un punto de inflexión en mi vida y reafirmó aquello para lo que había nacido. Me encantaba aprender sobre maquetación web, empecé a enfrentarme contra el mortal CSS, aprendí las bases de javascript y algunas nociones sobre retoque fotográfico con Photoshop. Otra cosa buena que saqué de él, es que hice contactos que en un futuro cercano me meterían de lleno en la organización de TLP Tenerife. Uno de los eventos tecnológicos más importantes de España.

Con mis convicciones reafirmadas me propongo seriamente hacer sí o sí un ciclo de informática. Investigando un poco sobre el tema, descubro que con el mi titulación de electricidad y con lo que había repasado en primero de administración, podía hacer una prueba de acceso. Y no solo me permitía entrar al grado medio, sino al grado superior de la formación. Me dije a mi mismo que si quería alcanzar mis objetivos tenía que apuntar alto, así que ¿porqué no intentarlo?. Me dispuse hacer la prueba y la superé con creces. Al final el destino se puso de mi parte. 🙂

En el ciclo de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataformas (DAM). Aprendí a programar en Java, un lenguaje muy útil sobre todo si quieres conocer cómo funciona el paradigma de la programación orientada a objetos. En el apartado de análisis aprendí sobre cómo enfocar aplicaciones partiendo de diagramas UML como el de entidad relación. Conceptos básicos sobre montar redes, sistemas y estructuras de información. También aprendí a desarrollar aplicaciones Android para móviles. Descubrí algo que siempre me estaba rondando en la cabeza. Y es que el mundo de las nuevas tecnologías siempre está cambiando y si no cambias con él acabarás anclado en la obsolescencia. Lo bueno de mi formación, es que me preparó para poder enfrentarme a estos cambios.

Una vez terminé mi formación en DAM, decidí complementarla con el ciclo web del mismo nivel. Lo bueno es que me convalidaban el primer año y podía ampliar mi formación. Gracias a este ciclo desarrollé las habilidades con las que suelo trabajar hoy en día, el desarrollo de aplicaciones webs. Aprendí a trabajar con los entornos más usados en aquel momento, estuvimos probando diferentes CMS/Frameworks en PHP, e hicimos proyectos con ASP.Net y en Java. También profundicé más en CSS, javascript y HTML. Y me enseñaron como realizar despliegue de proyectos en fases de desarrollo, prueba y producción.

Gracias al Perez Minik y al César Manrique, desarrollé mis habilidades como desarrollador web.

Finalizando el ciclo web, me surgió la posibilidad de viajar a Finlandia mediante la Beca Leonardo. Nunca me había atrevido a viajar fuera de España, pero algo me decía que si no lo hacía me arrepentiría para toda la vida. Y fue así, no me arrepiento de nada. De aquella experiencia aprendí que viajar es mucho más fácil de lo que creemos y que la mayoría de las barreras las pone nuestra propia mente. En la empresa donde estuve haciendo las prácticas trabajé con un CMS muy conocido en el norte de Europa llamado SilverStripe.

Durante mi formación no quería estarme quieto. Siempre he querido enfrentarme a nuevos retos, ver de lo que soy capaz y hasta dónde puedo llegar. Me llegó la oportunidad para formar parte de TLP Tenerife. ¿Recordáis los contactos que hice en el cursillo web del Servicio Canario de Empleo?, pues querían que les ayudara a organizar una de las zonas temáticas del evento y me subí al barco sin pensarlo dos veces. Mi experiencia allí fue emocionante, una montaña rusa donde aprendí un montón sobre cómo gestionar proyectos, recursos e improvisación. Por mucho que intentes planificar cualquier situación siempre puede surgir algo que no te esperas y tienes que estar preparado para poder resolverlo sobre la marcha. Gracias a TLP, le cogí mucho cariño a un CMS que hoy en día sigo utilizando y que se ha convertido en el más usado a nivel mundial, WordPress ❤.

TLP Tenerife marcó para mí un antes y un después a la hora de enfocar nuevos proyectos.

Empiezo a meterme más de lleno en el ecosistema de WordPress gracias a Yithemes. Su jefe Nando Pappalardo, crea una nueva sede de su empresa aquí en Tenerife y me dio la oportunidad para que formara parte del equipo. Aquí empiezo a aprender sobre cómo deben desarrollarse plugins en WordPress y descubro que detrás del proyecto del CMS hay una increíble comunidad que brinda un sinfín de posibilidades. Con ayuda de mis compañeros de empresa, empezamos a realizar las Meetups de Tenerife, con la idea de hacerle llegar al público las bondades de WordPress. A día de hoy el grupo lleva más de 600 personas.

Dando una charla en las meetups de Tenerife.

Pasan dos años y decido enfrentarme a nuevos proyectos. Mi experiencia me ha enseñado que pase lo que pase hay que seguir siempre hacia delante, aprender siempre de los demás pero sobre todo de uno mismo. No importa qué tan grande puede llegar a ser tu objetivo ya que lo que te encuentras por el camino no tiene precio. Aprendiendo, descubriendo cosas nuevas y mirando siempre hacia el futuro.

Bueno y hasta aquí empieza lo que viene a ser esa página en blanco dónde quién sabe qué me depara el futuro. Si quieres conocerme mejor puedes ponerte en contacto conmigo, estoy para ayudarte en lo que sea. 😉